Site Loader
Los derechos fundamentales son aquellos derechos inherentes a la persona, reconocidos legalmente y protegidos procesalmente, es decir, son los derechos positivados. “Como estudiante en la materia y como trabajador del área de RR.HH quise investigar acerca de este tema que, en un comienzo resulta atractivo por su título, pero que sin embargo, es más cautivante en la medida en que te introduces en las materias y en las posturas doctrinarias, con respecto a la forma de resguardar estos derechos fundamentales del trabajador. Para los que quieren indagar en las tendencias y derecho comparado, les recomiendo visitar la pagina www.scielo.cl en la que encontrarán un buen material de estudio”   cropped-mano.jpg En esta entrada, describiremos lo esencial del procedimiento, que resguarda los derechos fundamentales de los trabajadores. Los Derechos Fundamentales del trabajador que se encuentran amparados por el procedimiento de tutela están expresamente enumerados en nuestro Código del Trabajo de Chile, en el art. 485. 1.-Derecho a la vida, a la integridad física y psíquica de las personas. 2.- Derecho al respeto y protección a la vida privada y a la honra de la persona y su familia. 3.- Derecho a la inviolabilidad de toda forma de comunicación privada 4.- Derecho a la libertad de conciencia, la manifestación de todas las creencias y el ejercicio libre de todos los cultos que no se opongan a la moral, a las buenas costumbres o al orden público. 5.- Derecho a la libertad de emitir opinión y la de informar, sin censura previa, en cualquiera de las formas y por cualquier medio. 6.- Derecho a la libre elección del trabajo y de contratación laboral. Es importante señalar que, solo los derechos anteriormente nombrados están amparados por esta vía de Tutela Privilegiada. Los derechos fundamentales de Libertad Sindical deben ser recurridos por la vía de recurso de Protección. Por otra parte, el procedimiento de Tutela también se aplicará (según establece el inc. 2. del art.485 del CDT), en los casos en que el trabajador sea objeto de discriminación expresados en el art. 2 del código del trabajo, es decir, fundadas en cuestiones de raza, color, sexo, edad, estado civil, sindicación, religión, opinión política, nacionalidad, ascendencia nacional u origen social Finalmente la normativa laboral, amplia el uso de este procedimiento a los casos de represalias del empleador derivadas de una fiscalización realizada por la Dirección del Trabajo o del ejercicio de acciones judiciales por parte de aquellos y la censura y sanción de las prácticas antisindicales o desleales (artículo 485 inciso 3° y artículo 292 del Código del Trabajo respectivamente). Según estadísticas entregadas por la Corporación Administrativa, desde el año 2011 al 2013, los procedimientos de tutela corresponden a al 6,8% de las causas laborales ingresadas.   El porcentaje anterior, sin duda nos indica que debemos seguir trabajando en el área de administración de personas, para comunicar a las jefaturas, sobre todo de la plana intermedia, de la importancia los derechos fundamentales de los trabajadores; no tan solo para evitar multas laborales, sino que para privilegiar la armonía entre las facultades del derecho de la empresa y los derechos laborales.    Te invito a dar me gusta a nuestra pagina de facebook  https://www.facebook.com/Temaslaboraleschile/  así nos ayudas a seguir compartiendo importante contenido para ti. “Muchas gracias por visitar este blog, ojala esta entrada le haya sido de su ayuda, saludos…”  

Post Author: mesalega_ruribe191

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *