Abogados de Abuso Sexual Infantil

En nuestro estudio jurídico Mesa Legal, encontrarás toda la información que necesitas, ya que contamos con asesoría legal especializada en casos de abusos sexual contra niños, niñas o adolescentes.

SI HAS SIDO ACUSADO DE REALIZAR UN DELITO SEXUAL O ERES VICTIMA, al ser una materia compleja y delicada, te recomendamos contactar a nuestros abogados expertos en el área de delitos sexuales.

A continuación, te entregamos información de relevancia, respecto de los delitos sexuales infantiles.

abuso sexual infantil

¿Qué es abuso sexual infantil?

En Chile, no existe un concepto legal expreso de abuso sexual infantil o delitos de connotación sexual infantil.

Sin embargo, es importante señalar que, en el tratamiento legal que realiza el Código Penal de Chile a este respecto, el legislador ha establecido un punto común entre todas las figuras delictivas constitutivas de abuso sexual, esto es, la prohibición y sanción de aquellos actos que impliquen la cosificación o instrumentalización de menores de edad, especialmente menores de 14 años, para satisfacer los deseos sexuales propios.

Concepto de abuso sexual

Ante la falta de una definición legal, la doctrina penal nacional define en términos amplios los delitos de abuso sexual como aquellos actos punibles distintos del acceso carnal por vía bucal, anal o vaginal. El acceso carnal por cualquiera de las mencionadas vías, puede ser constitutivo del delito de violación o estupro, según la forma como se realice el acto, la edad de la víctima, y en definitiva las particularidades propias de casa caso.

Otras definiciones de abuso sexual infantil

Por su parte, el Ministerio Público, órgano encargado exclusivo de llevar a cabo las investigaciones de delitos sexuales,  ha definido los delitos de carácter o connotación sexual contra niños, niñas y adolescentes como aquellos actos que atentan contra la indemnidad sexual de dichas personas, independientemente de su edad, estrato social, raza, etnia, sexo o nacionalidad, agregando como características propias de la comisión de estos delitos que, en ellos, muchas veces, se ocupa la fuerza física, la presión o el engaño; falta el consentimiento de la víctima; y que, generalmente, ocurren a través de un proceso gradual y no en un evento único.

Delito sexual infantil según la ONU

Por último, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), define el abuso sexual desde una perspectiva integral, señalando que este tipo de delitos se encuentra mediado por una relación desigual de poder, que implica a un niño, niña o adolescente como víctima y a una persona adulta o coetánea como agresora, agregando que, se trata de un problema social, de salud y de violación de los derechos de la niñez y que afecta especialmente, el derecho a decidir sobre el cuerpo y sexualidad; el derecho a que sea respetada la privacidad e intimidad y el derecho a vivir libre de violencias.

Penas por delitos sexuales en contra de menores de edad

Delito Sexual infantil y adolescente
Pena
Delito de violación contra menor de 14 años10 años y 1 día a los 20 años de presidio
Delito de violación contra mayor de 14 años5 años y 1 día hasta los 15 años.
Relación homosexual con menor de edadde 61 dias a 3 años.
Involucrar a menores en actos sexuales con animales o introduciéndoles objetosde 5 años 1 día a 20 años.

Otro acto sexual distinto de la violación, realizado de manera abusiva con menores de edad3 años 1 día a 10 años.
Exponer a menores a pornografía para excitación541 días a 5 años.
Hacer que menores realicen acciones sexuales para excitar a otro3 años y un día a 5 años.
Producir material pornográfico3 años y un día a 5 años.
Comercializar, importar, distribuir, difundir o exhibir material pornográfico, en cuya elaboración hayan sido utilizados menores 18 años3 años y un día a cinco años.

Facilitar prostitución de menores3 años y un día a 5 año.
Estupro - víctima tiene entre 14 y 18 años3 años y un día a 10 años.
Exponer a menores a pornografía para excitación541 días 5 años.

Prácticas habituales de abuso sexual infantil

La Organización de la Naciones Unidas, ha sostenido que, dentro de las prácticas
más habituales de abuso sexual infantil, se encuentran

1. Exhibir los genitales delante de niñas, niños o adolescentes con el fin de excitarse sexualmente.

2. Observar a niñas, niños o adolescentes cuando están vistiéndose, desvistiéndose o cuando están en el baño.
3. Tocar, besar y acariciar con fines sexuales a niñas, niños o adolescentes.
4. Realizar insinuaciones verbales con contenido sexual reiterado.
5. Forzarles a ver imágenes o películas pornográficas.
6. Propiciar y obligar a niñas, niños o adolescentes a la realización de prácticas sexuales.
7. Utilizar a niñas, niños o adolescentes en la comercialización o explotación sexual, prostitución infantil o pornografía.

Imprescriptibilidad de delito sexuales

Prevención y consecuencías del abuso sexual infantil

En este punto, toma relevancia expresar que, más allá de los aspectos jurídicos que envuelven a los delitos de abuso sexual infantil, existen otras aristas de igual o mayor trascendencia que la judicial, tales como las formas de comisión de estos actos, los principales factores de riesgo, las consecuencias físicas y psicológicas que estos actos pueden provocar en las víctimas y especialmente, la forma de prevenirlos. 

De este modo, existe una gran tarea preventiva que, como sociedad, Estado, familias y establecimientos educacionales, debemos realizar.

Actos constitutivos de abuso sexual infantil y principales factores de riesgo.

Uno de los elementos destacables en la conceptualización del abuso sexual infantil, es la consideración de esta como un fenómeno complejo, que la mayoría de las veces se presenta en un espacio vincular. En este sentido, debemos considerar que, no existe un perfil determinado de la persona agresora, ya que esta puede ser una adulta o no; pertenecer al entorno familiar o cercano, o incluso puede ser un desconocido. Del mismo modo, las estrategias que se utilizan para su comisión pueden incluir la fuerza física, la presión psicológica, el engaño, el empleo de sobornos, regalos y exigirles guardar secretos, entre otras formas de coacción psicológica o incluso físicas.0

 En cuanto a los principales factores de riesgo, se encuentran aquellos asociados a las características propias de cada niña, niño o adolescente, como por ejemplo:

A) el desconocimiento de los comportamientos adecuados e inadecuados de un adulto hacia un niño/a en el ámbito sexual,

B) la búsqueda continua de atención y afecto,

C) la baja autoestima,

D) la presencia de modelos internos de apego inseguro,

E) la necesidad de complacer a los demás,

F) la baja capacidad de toma de decisiones o habilidades de resolución de problemas,

G) el desconocimiento del respeto a los límites personales y de los demás,

H) las alteraciones cognitivas o trastornos de personalidad,

I) las experiencias de negligencia o maltrato previo al abuso sexual, etc.

Por otra parte, existen también factores de riesgo asociados al contexto familiar de la niña, niño o adolescente, como por ejemplo, la presencia de cuidadores que no se involucran en los diferentes aspectos de la vida del niño, niña o adolescente, la supervisión ineficiente o esporádica, el acceso a internet sin el monitoreo de un adulto, el desarrollo en un familia sobre o sub sexualizada o caracterizada por secretismos y/o comunicación confusa y, la violencia intrafamiliar, los continuos desacuerdos familiares asociados a expresiones de agresividad, bajos niveles de privacidad entre los componentes del grupo familiar, hacinamiento familiar o, historia familiar de abuso sexual y/o consumo problemático de alcohol y/o drogas, entre otros.